domingo, 13 de agosto de 2017

Nuestra Terele Pavez

ADIÓS A UNA ACTRIZ,
CON MAYÚSCULAS

La actriz Terele Pávez ha fallecido este viernes a los 78 años, según informa AISGE en su cuenta oficial de Twitter.
Según la asociación, la intérprete ha fallecido en el Hospital de La Paz de Madrid a causa de un derrame cerebral. Su único hijo, Carolo Ruiz, ha confirmado la noticia a través de un emotivo vídeo en Facebook en el que asegura que “Ha dejado muchísima felicidad y amor. Siempre he dicho que si no recuerdas a alguien con una sonrisa es que algo no ha quedado bien. Siempre la recuerdo con una sonrisa“.


Teresa Marta Ruiz Penella, conocida artísticamente como Terele Pávez (Bilbao, 29 de julio de 1939-Madrid, 11 de agosto de 2017), fue una actriz española ganadora del premio Goya a la Mejor actriz de reparto por la película Las brujas de Zugarramurdi (2013).
Hija del político Ramón Ruiz Alonso y Magdalena Penella Silva (hermana de Teresita Silva), pertenecía a una dinastía de artistas: nieta y bisnieta respectivamente de los compositores Manuel Penella Moreno y Manuel Penella Raga, era hermana de las también actrices Emma Penella y Elisa Montés. Además, era tía de la actriz Emma Ozores (hija de su hermana Elisa y del actor Antonio Ozores).
Su apellido artístico Pávez provenía del segundo apellido de su abuela materna, Emma Silva Pávez, de origen chileno, y que utilizaba para distinguirse artísticamente de sus hermanas.
Con doce años rueda su primera película, Novio a la vista de Luis García Berlanga, papel conseguido por Jesús Franco, amigo de la familia, que la dirigirá en Tenemos 18 años (1959). Siendo sus hermanas mayores Emma y Elisa ya reputadas intérpretes, Terele fue la tercera de su familia en hacerse actriz. Las tres hermanas sólo han rodado una película juntas, La cuarta ventana (Julio Coll, 1963).
Terele Pavez ha rodado casi un centenar de  películas, en ellas ha hecho prácticamente de todo aunque su voz y su físico la encasilló en papeles desagradables. No somos de piedra (1968), Fortunata y Jacinta (1970), la versión de Angelino Fons protagonizada por Emma Penella, La espada negra (1976), Carne apaleada (1978), Los santos inocentes (1984).
En 1995 rueda El día de la bestia de Alex de la Iglesia que la convirtió en su actriz fetiche. En 1996 protagoniza La Celestina de Gerardo Vera, basado en la famosa novela de Fernando de Rojas.

domingo, 30 de julio de 2017

Mordiendo la Vida (1987)

CINE INDEPENDIENTE
EN MALLORCA

MORDIENDO LA VIDA. País: España. Año: 1987. Dirección y guión: Martín Garrido. Reparto: Martín Garrido, Eduardo Fajardo, Beatriz Barón, Marta Flores. Música: Joana Amaro. Fotografía: Marc Mallol. Producciones Dragones Cinematográficos. Thriller, policiaco. 93 minutos.
Tras su salida de la cárcel, Rodolfo, un delincuente de poca monta, es requerido por un mafioso que controla el barrio chino para llevar a cabo un trabajo.





Martín Garrido Ramis (Palma de Mallorca, 1952) es un director de cine y guionista español, considerado como uno de los directores de cine independiente de más edad de España. Es el primer director de cine comercial de la historia de las Islas Baleares.
Filmografía:
¡Qué puñetera familia! (1981), El último penalty (1984), Mordiendo la vida (1986), Simpáticos degenerados (1988), Héroes de cartón (2001), El hijo bastardo de Dios (2015), Turbulencia Zombi (2016), Una función para olvidar (2016).

Como actor le hemos visto en Acosada de Sebastián D'Arbó y en La Coquito de Pedro Masó.


Martín Garrido es un rara avis dentro del desprestigiado cine español. Un cine que ha tenido que soportar una dictadura de cuarenta años (como todos los españoles) y una corrupta pseudo democracia de 42 y suma y sigue.
El público tiene una idea falsa (aunque en cierto modo justificada) de que los directores de cine somos unos vividores que viven de la teta del Estado. Eso es cierto únicamente con algunos privilegiados, los clásicos”amiguetes” de turno, pero no lo es con la mayoría de cineastas que malviven para llegar a fin de mes o que financian sus modestas películas con sus ahorros. Son los llamados francotiradores, los auténticos cineastas, una raza de seres indestructibles que pasan mil calamidades para poder crear en situaciones adversas.
Mordiendo la vida es un claro ejemplo de ese cine creado por amor al cine sin tener que prostituirse por el llamado cine comercial, realizado a fuerza de tópicos trillados, y que sobrevive a fuerza de fe, esperanza y valentía. Un cine que no está sometido a nada ni a ningún lobby de parásitos desvergonzados.
Nos encontramos con una película sobre la marginación, un expresidiario que trata de sobrevivir, un expolicia, antiguas prostitutas que alquilan su cuerpo a cambio de unas monedas. Todo un submundo de gente no deseada a los que el sistema ha dado la espalda.
El estilo narrativo es austero, con los barrios bajos mallorquines, muy poco trillados en cine y supone la novedad de huir de las eternas localizaciones del cine español. Bien los actores principales (el propio Garrido, Beatriz Barón y el gran Eduardo Fajardo).
Siempre he dicho que los mejores críticos de cine son:Primero,uno mismo. Segundo, el tiempo. El tiempo destruye los falsos prestigios y reivindica aquel cine que en su día pasó desapercibido y que al pasar de los años es descubierto y rescatado del olvido.
Vencer al paso del tiempo es el mayor reto al que se enfrenta toda producción cinematográfica sea modesta o de envergadura. Y en este caso el film de Garrido ha salido triunfante.

https://www.amazon.es/Mordiendo-vida-DVD-Beatriz-Baron/dp/B01N9XVP5H/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1501407625&sr=8-1&keywords=mordiendo+la+vida
MORDIENDO LA VIDA está disponible en Amazon




domingo, 9 de julio de 2017

Cenizas bajo el mar

UN CORTO DE SALVADOR SÁINZ


CENIZAS BAJO EL MAR. España 2014. Dirección y Guión: Salvador Sáinz

sábado, 20 de mayo de 2017

Los sobrinos del capitán Grant (1973)

UNA TELE MOVIE MUSICAL

 Adaptación televisiva de la zarzuela de Manuel Fernández Caballero.  En el estómago de un besugo, comprado para la cena de Nochebuena, aparece un canuto de hojalata que contiene el plano de un tesoro. Su dueño, el capitán Grant, prisionero de los maoríes en Nueva Zelanda. El militar retirado don Marcial mochila requiere la ayuda de los vecinos de su corrala para ir en busca del tesoro.
Con este fantástico planteamiento, el libretista Ramos Carrión hace una divertida parodia de la conocida novela de Julio Verne ‘Los hijos del capitán Grant‘.  Interpretado por Concha Márquez Piquer, José María Prada, Pedro Osinaga, Pastor Serrador, Conchita Goyanes, Narciso Ibáñez Menta, Fernando Sánchez Polack, entre otros.  Con la Orquesta Lírica Española y el Coro de Cantores de Madrid.
 Narciso Ibáñez Menta (“el Maestro”) no sólo rodó cine y telefilmes de terror, aquí le vemos como el despistado profesor Mirabel de Los sobrinos del capitán Grant, una zarzuela paródica de una novela de Julio Verne que ha sido llevada al cine por Walt Disney con Maurice Chevalier y también por los estudios soviéticos con el legendario Nikolai Cherkasov. Curiosamente en ambas versiones hay canciones, más sorprendentes en la segunda en donde el actor de las epopeyas rusas sobre Iván el Terrible y Alexander Nevsky nos da una imagen distinta, más alegre, y demostrando sus cualidades canoras.
El director de esta zarzuela televisada es José Antonio Páramo (El quinto jinete). En aquella época se habían filmado para cine y televisión varias zarzuelas dirigidas por Juan de Orduña que obtuvieron particular éxito. Por razones de edad se retiró y Páramo le sucedió en esta adaptación irregular que tiene un buen comienzo ambientado en los madriles de  principios del siglo XX. Este patio donde se reúnen los vecinos para charlar o bailar, ese Madrid castizo de léxico chulesco tan entrañable.
La primera media hora es lo mejor, pero cuando los personajes inician el viaje es cuando la película falla. Decorados minimalistas de papel que dan una sensación de pobreza, de caspa. Quedan las excelentes canciones y la labor actoral. Narciso Ibáñez Menta y José María Prada como Mochila, un militar retirado con mala suerte, están soberbios.
Prada, un actor generalmente serio, sorprende por su sentido del humor. Secundarios entrañables como Fernando Sánchez Polack (hermano de Luis, Tip), Joaquiín Pamplona y Conchita Goyanes amenizan la función. Actores muy queridos por el público de esa época y a los que no se les ha hecho ninguna justicia.
En definitiva una TV Movie simpática a la que le falta presupuesto y ambición. Pero sobretodo es muy agradable de ver.

lunes, 2 de enero de 2017

2017

Carmen Montés y Nathalie le Gosles en “Maldita y condenadas” (2017) de Stan Valen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...