viernes, 30 de diciembre de 2016

La polémica de Trueba

LA REINA DE ESPAÑA

Las palabras del director Fernando Trueba (imprudentes y desacertadas según mi criterio) han provocado gran polvareda que se ha traducido en un fiasco comercial de la película de reciente estreno La Reina de España (secuela de La niña de tus ojos) que esperamos ver cuando salga en DVD porque no nos fue posible visionarla en las salas por retirarse antes de tiempo.
 Estamos ante un par de comedias sobre el mundo del cine español. Concretamente la original trata del rodaje de una cinta española de folclore andaluz en loa Estudios UFA durante la pasada Guerra Civil. Se supone que el elenco era franquista más o menos razón por la cual fueron enviados a rodar a los estudios de un país amigo, Alemania, con un régimen ultraterrorífico en el que al principio creyó mucha gente y que posteriormente se despojó de su máscara demostrando su horror.
 El rodaje que se recrea es el de Carmen la de Triana (1938) de Florian Rey con Imperio Argentina, Rafael Rivelles, Alberto Romea y Manuel Luna.
Según costumbre de la época se rodaron dos versiones, la española y la alemana, Andalusische Nächte (1938) con director alemán y actores del país excepto Impèrio Argentina que tuvo que aprenderse los diálogos de memoria para interpretar su papel en el idioma de este país.
En la película de Trueba esos actores eran presentados como una pandilla de gente cateta, maleducada e impresentable lo que no me gustó porque los actores reales son gente que se merece mi respeto desde el punto de vista profesional. Rafael Rivelles era un actorazo de primera y nada tiene que ver con la pobre impresión que se da de él en la citada cinta.
 El caso de Imperio Argentina es distinto. Se le atribuían simpatías por Adolf Hitler, quien gustaba de hacerse selfies con actrices famosas como ocurrió con Lilian Harvey a la que confiscaron todo su patrimonio, retiraron la nacionalidad alemana y la obligaron a exiliarse al extranjero.
Las simpatías de Imperio desaparecieron el día en que fue a comprar sombreros a una tienda judía, a la que era asidua, y se encontró al matrimonio judío asesinado impunemente. La venda cayó de sus ojos y vio el verdadero rostro del horror. Finalmente no le quedó otro remedio que hacer las maletas y regresar a España.
Esa simpatías, cegadas y equivocadas, le provocaron numerosos disgustos a lo largo de su vida por lo que su carrera se resintió y se hundió antes de tiempo.
Mucha gente de la época creyó en Hitler o en Franco y después se desengañó.
La niña de tus ojos (1998) fue un gran triunfo del cine español. Fue bien en taquilla, recibió numerosos premios y en la actualidad es todo un clásico incuestionable. En la actualidad están de moda las secuelas tardías y 18 años después se estrena la segunda parte, La Reina de España.
A mi juicio las declaraciones de Trueba que han provocado el boicot eran imprudentes e inoportunas. Imprudentes porque el régimen de Franco, reconvertido en pseudo democrático, disponen de una legión de mercenarios de la pluma que se dedican a manipular la opinión pública en función de sus intereses. Esos buitres buscan cualquier resquicio para desacreditar y hundir a quien les estorba y la incontinencia verbal del realizador Trueba una vez más le ha jugado una mala pasada.
Inoportunas porque desde el inicio de la democracia estamos recibiendo un bombardeo mediático donde se acusa a los profesionales del cine español de vivir a costa de los impuestos de los ciudadanos recibiendo opíparas subvenciones. Un tema para discutir serenamente en otra ocasión pero que en el caso que nos ocupa han dado razones a nuestros enemigos de la profesión.
 Los profesionales deben ser más conscientes del delicado momento que vivimos que puede tener mal final para todos. Además un cineasta tiene que demostrar tener un nivel cultural superior a la media y ser consciente de que según que cosas no se pueden decir tan a la ligera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...