martes, 26 de marzo de 2013

Guías de Almeria: Territorio, Cultura y Arte

EL CINE DE ALMERIA
Hubo una época en que Almería se convirtió en el centro cinematográfico del mundo. Muchos me dirán que Hollywood, pero en esta ciudad apenas se ruedan películas como en otros tiempos ya que los rodajes siempre tienen lugar en otras ubicaciones. A partir de los años sesenta el cine huía de los estudios, de aquellos decorados de cartón piedra y buscaban escenarios naturales para dar mayor verismo a sus producciones.
Almería tiene variedad de paisajes y además muy buen clima. Muchas estrellas internacionales viajaron a estos bellos parajes andaluces para protagonizar toda clase de aventuras desde el Oeste leonianiano hasta la bárbara Cimmeria de Conan. Un cine que se estrenaba en las salas, que gustaba a la gente y llenó de orgullo a nuestra cinematografía pese a que muchas películas fueran de productoras extranjeras nuestros extras, figurantes, y técnicos realizaron trabajos que se admiraron en todo el mundo.
A partir de 1982, fecha en que el PSOE alcanzó el poder, y la temible Pilar Miró (y sus paladines del sopor) asumió la dirección del tristemente célebre Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (?), rodar en España se encareció mucho y las directrices premiaban las películas que no se estrenaban y que no gustaban a nadie. Se consideró que rodar cine comercial era una abominación y había que echarles los perros a los cineastas para que los expulsaran de nuestro territorio para convertir nuestra cinematografía en el desierto actual.
Pero conocimos tiempos mejores, un ejemplo a seguir, fueron las producciones rodadas en tierras almerienses que este libro nos recuerda con prólogo de nuestro querido Eduardo Fajardo.
A lo largo de sus páginas, con fotos en color, conocemos sus entresijos, sus leyendas, sus anécdotas. Lo más granado de las pantallas desfilaron por sus tierras. Indiana Jones, Hundra, Conan, los pistoleros del far west.
Aquellos westerns ambientados en tierras fronterizas con México o en el propio ex imperio azteca con sus revoluciones a ritmo de mariachis.
Claro que se ha seguido rodando y grabando en estos parajes versátiles, pero el éxito de aquel cine no se ha igualado jamás.

domingo, 17 de marzo de 2013

"El cine está tomado por la imbecilidad"

DECLARACIONES
DE FERNANDO TRUEBA
Praga. (EFE).- El cineasta español Fernando Trueba se fajó este sábado en Praga contra el cine de superhéroes y de acción, al que calificó de "imbecilidad", y defendió la comedia con chispa y un estilo "más cuentista y romántico", como el que le valió el Oscar por Belle Epoque. Trueba también defendió su última cinta, El artista y la modelo, y negó que se trate de una película sólo para un reducido público de "artistas".
"El arte debe ser humilde. Muy a menudo está esclavizado por el dinero. Pero yo quiero hablar de arte como hacer, como algo que se hace con las manos manchadas de color o tierra. Ahora es muy conceptual, y yo quiero volver a cuando era material y se podía tocar", explicó sobre su trabajo.
Rodada en francés, en blanco y negro y sin apenas diálogos, la trama discurre en el taller de un escultor galo octogenario que, en la Francia ocupada de 1943, revive su vocación artística con la llegada de una joven exiliada española.
Sobre su filme, que obtuvo 13 nominaciones en la pasada edición de los premios Goya, Trueba afirmó que "es para todos los públicos, lo que pasa es que el cine está tomado por la imbecilidad, más de la mitad de las películas que se ven y se consumen trata de gente destripándose unos a otros, cortándose la cabeza, pegando tiros".
"Yo ya estoy en contra de la imbecilidad", dijo sobre el cine comercial de acción. "Tengo 58 años y no puedo soportar que sigan existiendo James Bond y Spiderman, y otros gilipollas de su calibre", sentenció.
Trueba, que presentó El artista y la modelo en la XX edición del festival de cine Fabiofest, añadió que su última producción sigue la trayectoria de Belle Epoque y que, pese a carecer del "humor juguetón" de la película que le valió un Oscar, es casi una continuación. "En ella desembocan muchas de las cosas que yo venía haciendo. Es una prolongación, más que una ruptura", explicó.
El director rompió una lanza en favor de la comedia: "He hecho mucha comedia y voy a volver a hacerla". Para ello, adelantó, aprovechará el mosaico que es la sociedad española de la posguerra, que se ha convertido en un filón a lo largo de su trayectoria cinematográfica.
De ella dijo elegir momentos que, de manera "egoísta", le sirven para la historia y personajes que quiere contar. "Pero no estoy haciendo un fresco histórico, ni intentando contar qué fue la posguerra", aclaró.
Y se sinceró: "Soy poco sociólogo y poco historiador. Más cuentista y más romántico que otra cosa. Y más humorista que otra cosa. No tengo vocación de historiador. Me gusta leer la historia, pero nada más".
A pesar de sus críticas al franquismo, reconoce que "afortunadamente" sufrió poco la dictadura y explicó que los últimos años del franquismo los vivió "en un estado de juerga, borracho y drogado". "Me divertí mucho", contó.
Trueba vuelve ahora a Praga donde en 1998 rodó La niña de tus ojos, en cuya secuela está trabajando, y donde le han ofrecido hacer un capítulo de una serie sobre las leyendas de la ciudad. Sobre esa secuela, el cineasta dijo que está trabajando en el guión. "Me apetecía mucho volver a encontrar esos personajes y he decidido que lo hagan a mitad de los años cincuenta en Madrid de nuevo para rodar una película", explicó.
La película se llamará La reina de España y contará con los mismos actores, entre ellos Penélope Cruz, Antonio Resines y Rosa María Sardá, aunque aclaró: "Aún no tengo financiación y no sé cómo estará España y la industria del cine cuando acabe el guión".
"Los recortes y la subida del IVA han sido un desastre para el cine. Pero de qué sirve quejarnos, si están siendo un desastre para muchos otros aspectos de nuestra sociedad, para la sanidad y la educación, y hay cosas que son prioritarias", criticó.
No obstante, denunció que: "El Estado nos ataca a los cineastas y actores. Está duro, pero el cine es un autorretrato, una industria nacional", aunque, según él, "los españoles no sentimos orgullo por nuestro cine".
Fuente: Agencias

viernes, 8 de marzo de 2013

Se estrena “Los amantes pasajeros”

LA ÚLTIMA DE ALMODÓVAR
Las películas del manchego Pedro Almodóvar siempre provocan airadas controversia, por un lado sus fans irredentos y por el otro sus contumaces detractores. Nosotros no somos muy almodovarianos pero tampoco tenemos prejuicios hacia nadie nos gusten o no sus películas.
El trailer no me ha gustado nada y acudir a las salas para verla se me hace cuesta arriba. En fin habrña que hacer un esfuerzo para darle una oportunidad a la que todos tenemos derecho:
En el reparto tenemos a Javier Cámara, Carlos Areces, Cecilia Roth, Lola Dueñas, Raúl Arévalo, Antonio de la Torre, Hugo Silva, Guillermo Toledo, Miguel Ángel Silvestre, Blanca Suárez, José Luis Torrijo, José María Yazpik, Paz Vega, Laya Martí, Cote Soler, Pepa Charro, Nasser Saleh, Concha Galán, Susi Sánchez, Carmen Machi, Violeta Pérez, Bárbara Santa Cruz, María Morales, Antonio Banderas, Penélope Cruz. Es decir la plana mayor del cine patrio.
Deseamos a Pedro Almodóvar y a todo su equipo toda la suerte del mundo.



domingo, 3 de marzo de 2013

Adiós a Pepe Sancho

FIGURA HABITUAL EN NUESTRAS TV
El actor José Sancho (Manises, 1944) ha fallecido este domingo víctima de un cáncer a los 68 años de edad, según han informado fuentes cercanas al intérprete a Europa Press.
El fallecimiento del actor valenciano se ha producido este domingo 3 de marzo en la Fundación Instituto Valenciano de Oncología acompañado por sus seres queridos.
El actor compaginó durante su vida el teatro con el cine y la televisión, donde saltó a la fama con su interpretación de ‘El Estudiante’ en la serie Curro Jiménez de TVE. En los últimos años también ha formado parte del elenco de las series ‘Cuéntame cómo pasó‘ o ‘Hispania‘, entre otras.
Sobre las tablas, tuvo que abandonar por enfermedad el reparto de ‘La amante inglesa‘ antes de su estreno este mismo mes de enero. Poco antes protagonizó ‘Los cuernos de Don Friolera‘, de Valle Inclán, representada en el teatro Rialto de Valencia entre el 3 de octubre y el 10 de diciembre pasados.
En 1998 recibió el premio Goya al mejor actor de reparto por su papel en Carne Trémula.
Desde el Ayuntamiento de Manises (Valencia) han enviado sus condolencias a la familia del actor y han subrayado que la localidad cuenta con una escuela de teatro en construcción que lleva su nombre.

Alfredo Landa cumple 80 años

UN MITO MUY ESPAÑOL
La historia del cine español no se puede concebir sin él y hasta el tipo de películas que protagonizó en los años sesenta y setenta se agrupan dentro de un subgénero, el 'landismo'. Alfredo Landa cumple mañana 80 años, retirado del cine y de la vida pública, pero en la memoria de todos.
Sus últimas apariciones públicas datan de 2008, cuando recibió el premio de la Unión de Actores por su papel en «Luz de domingo», de José Luis Garci, la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Madrid y el Premio Príncipe de Viana a la Cultura 2008 en su tierra, Pamplona, y de manos del Príncipe de Asturias.
Fue su retirada, tras haber recibido el año anterior el Goya de Honor, el tercero de su carrera después de los obtenidos como mejor actor por «El bosque animado» (1987) y «La marrana» (1992).
«Tengo tanto dentro... este Goya de Honor se lo debo a mi profesión que ha sido lo mejor de mi vida, lo que más aprecio», dijo Landa en un discurso emocionado, entrecortado, casi incomprensible e interrumpido sin parar por los aplausos de sus compañeros.
El actor navarro se mostró perdido durante su intervención y evidenció unos problemas de salud nunca definidos claramente pero que le llevaron a desaparecer de la vida pública. Pese a ello, su recuerdo permanece vivo entre el público y entre sus amigos.
Así lo demostró José Sacristán en la última entrega de los Goya. «Sólo echo de menos que Alfredo Landa me hubiera abrazado», dijo Sacristán al recoger su Goya por «El muerto y ser feliz». Fue él precisamente, junto a Miguel Rellán, el encargado de entregarle cinco años antes su galardón de honor a Landa.
Un Landa que evitó las polémicas que habían rodeado sus problemas con quien había sido director de su último trabajo y un amigo cercano hasta entonces, José Luis Garci.
Juntos hicieron «Las verdes praderas», «El crack», «El crack II», «Canción de cuna», «Historia de un beso», «Tiovivo c.1950» y «Luz de Domingo», pero las malas relaciones de Garci con la Academia de Cine le llevaron a negarse a entregar a Landa su Goya de Honor y ahí se rompió una amistad de cuarenta años.
Porque si algo ha demostrado Landa en su vida profesional y personal ha sido carácter, mucho carácter.
«No hablo mal de la gente, sólo constato la realidad», afirmó en una entrevista con Efe en 2008 con motivo de la publicación de su biografía «Alfredo el Grande. Vida de un cómico».
En ese libro calificaba al productor José Luis Dibildos de «timador profesional» y a la actriz Gracita Morales de «caprichosa, despótica e intratable», pero también halagaba a los actores Miguel Ángel Rellán o Tina Sainz, o al cineasta José Luis Cuerda.
Nombres que rodearon una larga carrera profesional -más de 120 películas- de la que se retiró porque perdió la pasión.
Títulos como «Atraco a las tres», «Historias de la televisión», «La verbena de la Paloma», «La niña de luto», «Nobleza baturra», «Los guardiamarinas», «¿Qué hacemos con los hijos?», «Las que tienen que servir», «Los subdesarrollados» o «Cateto a babor».
Todos ellos parte de ese fenómeno, el 'landismo', una «forma de ser, de actuar y de ver la vida», como él lo ha definido. Una época que marcó el devenir del cine español y construyó la memoria histórica del españolito de a pie.
En 1970 llegaría «No desearás al vecino del quinto», una película que arrasó en taquilla hasta tal punto que solo «Torrente 2» consiguió desbancarla como la más vista del cine español.
Aún quedarían muchas del 'landismo', como «Vente a Alemania, Pepe» o «Manolo, la nuit».
Un antes y un después en su carrera
Pero en 1979 llegó «Las verdes praderas», su primera colaboración con Garci, un antes y un después en la carrera de Landa y la primera muestra de una calidad actoral que había pasado bastante desapercibida hasta ese momento.
Landa enlazó títulos como «El crack», «La próxima estación», «El crack II» y «Los santos inocentes», el filme de Mario Camus basado en la novela de Miguel Delibes, que supuso su consagración internacional.
Consiguió el premio al mejor actor en Cannes, ex-aequo con su compañero de reparto Paco Rabal. Los dos dieron una soberbia lección con unos papeles castellanos, dramáticos y llenos de humanidad.
Es difícil olvidar la imagen de Landa -Paco, el Bajo- oliendo el campo como un perro para buscar las piezas cazadas por su 'señorito' Juan Diego. Un papel que le ha acompañado desde entonces, pese a que después participó en «La vaquilla», «Tata mía», «El bosque animado» o «La marrana».
Con «Luz de domingo» se despidió de la actuación, pero no así del mus o de los cócteles, sus otras dos grandes pasiones.
«Soy el que mejor juega al mus desde que se inventó y hago los mejores cócteles porque les pongo amor, que es un ingrediente que no le pone la gente. Cuando mezclo los ingredientes, pienso en lo feliz que vas a ser cuando te lo tomes...».

Fuente: Agencias
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...