sábado, 6 de abril de 2013

Adiós a un erotómano: Bigas Luna

OTRO QUE SE VA
El director de cine Bigas Luna ha fallecido a los 67 años en la localidad de La Riera de Gaià (Tarragona) víctima de un cáncer, como han informado fuentes próximas a la familia.
El cineasta, nacido en Barcelona en 1946, e instalado en Virgili (Tarragona), dirigió películas como Jamón, Jamon y era uno de los autores españoles más destacados del panorama cinematográfico nacional.
Luna fue galardonado en dos ocasiones en el Festival de Venecia, en 1992 por la dirección en Jamón, Jamón, y en 1994 por el guión de La teta y la luna.
Descubridor de actores como Ariadna Gil, Javier Bardem, Penélope Cruz, Verónica Echegui y Jordi Mollà, se inició en la gran pantalla con la película Tatuaje en 1976.
En 1979 se hizo internacionalmente conocido al ser seleccionado para participar con Bilbao en el Festival de Cine de Cannes, y tras unos años alejado de la gran pantalla, volvió en 1990 con una adaptación de la novela Las edades de Lulú, de Almudena Grandes.
En 2011, se presentó a las elecciones para presidir la Academia de Cine para sustituir a Alex de la Iglesia, pero fue derrotado en las urnas por el actual presidente, Enrique González Macho.
Sus últimas películas fueron Yo soy la Juani (2006) y Di Di Hollywood (2010), y a pesar de la gravedad de su enfermedad, no dejó de trabajar. Actualmente estaba inmerso en una adaptación de la novela Mecanuscrit del segon origen, de Manuel de Pedrolo. “La película se va a terminar y estará dedicada a su nieto“, ha asegurado la portavoz de la familia.
El director había sido reconocido en 1998 con el Premio Nacional de Cine de Cataluña, concedido anualmente por la conselleria de Cultura de la Generalitat.

Fuente: agencias

Cada vez que se produce una noticia luctuosa es costumbre realizar elogios desmedidos al finado y generalmente se miente para agasajarle. Ya lo decía el gran Enrique Jardiel Poncela al respecto: “Si quieres que en España hablen bien de tí ¡muérete!“.
Bigas Luna al principio de su carrera me interesó (Caniche, Bilbao, Angustia) pero desde que falleció su socio Pepen Corominas y comenzó a trabajar para otras productoras su carrera me dejó de interesar.
No voy a cometer aquí el mal gusto de ponerlo de vuelta y media porque no es mi estilo, pero sí he de evitar la hipocresía y la mentira. Bigas no era plato de mi gusto y dejémoslo así. Eso no quita que lamente su fallecimiento como el que más.
Durante unos días nos torturarán con elogios desmedidos a su filmografía gente que días atrás le ponían de vuelta y media. En fin, vivimos en un país de pandereta y no nos queda otro remedio que tomar paciencia.
Como el cine es imagen añadimos algunas imágenes de su filmografía y como era conocido por su erotomanía no vamos a ser menos. Así que el mejor homenaje que se le puede hacer es este.



 CARTA DE PENÉLOPE CRUZ SOBRE BIGAS LUNA

“A lo largo de mi carrera he tenido que hacer muchos castings, pero hubo uno que me cambió la vida.
No sé muy bien qué hacía yo leyendo “Las edades de Lulu” a los 14 años, pero el caso es que cuando llegó a mis oídos que habría un casting abierto, allí me presenté sin avisar a nadie.
De un cuarto salió un señor con cara de pillo. Se llamaba Bigas Luna, y yo (a escondidas) ya había visto algunas de sus pelÍculas. Lo primero que Bigas me preguntó fue mi edad. Le dije que tenía 17 años y él, siempre con mucha dulzura y sin hacerme sentir mal, se rió en mi cara y me dijo: “Bueno, no podrás hacer esta película pero te llamaré para otra cuando seas más mayor”.
Yo me fui a mi casa pensando que, por supuesto, nunca me llamaría, pero también contenta por el respeto y cariño con el que este señor con pinta de osito me había tratado.
La gran sorpresa me la llevé casi 3 años más tarde. El teléfono sonó y recibí una llamada que me hizo creer en los milagros.
Bigas se acordaba de mí y queria verme para su siguiente película. La película que me cambió la vida.
Bigas era un ser realmente especial. Una de las personas más sabias a la hora de vivir el presente y disfrutar de las cosas pequeñas de la vida. Cuando estaba con él sentía que se paraba el tiempo. El convertía todos los momentos en algo especial, original y casi siempre inolvidable … Una cena, una conversación, un día en el rodaje, un viaje… Su universo era lo más lejano a la mediocridad.
Me siento muy afortunada de haber pasado tiempo con él y de haber podido admirar de cerca su talento, su humor, su bondad, su maravillosa cabeza…
Bigas ha sido alguien muy importante para mi. Siempre le estaré agradecida por muchas cosas y siempre,siempre estará en mi corazón.

Te quiero, amigo Bigas.”

Penélope Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...