lunes, 4 de febrero de 2013

“El cine español se ha acabado” dice Maribel Verdú

RECIENTES DECLARACIONES

Si el pueblo español tiene la suicida costumbre de votar chorizos lo único que puede esperar que éstos hagan chorizadas como las hecho el actual gobierno que un día sí y otro también aparecen en las crónicas negras. Está claro que la política es un negocio y ciertas “personas” (entre comillas) se dedican a ellas para enriquecerse. Eso lo sabe todo el mundo y aún así les siguen votando. El electorado suele votar siempre por lo que prometen, jamás por lo que cumplen, pues si fuera así se irían todos esos tunantes al paro de forma inmediata.
En 20 minutos, la actriz Maribel Verdú declara lo siguiente: “Sí, pero se ha acabado. El cine español se ha acabado. ¿No has visto lo que nos están haciendo? No hay proyectos… La verdad, ser productor de cine en España es, ahora mismo, algo como para quitarse el sombrero”. Sí. Es muy difícil que el cine, la cultura, pueda sobrevivir con todo lo que nos están haciendo. No soy nada optimista. Al menos, yo he tenido la suerte de coger los últimos coletazos“.
¡Ay, Maribel! Eso es algo que estaba cantado desde hace décadas. La clase política lleva mucho tiempo chorizando a destajo. No sólo desde que se restauró la democracia, pero no la república, sino en el sistema anterior y el anterior a éste.  Lo vemos en la serie Isabel que reproduce la España del Siglo XV en la que unos nobles indeseables organizan guerras estúpidas para satisfacer sus caprichos, “sus derechos otorgador por Dios” y en ella mueren miles de personas regando de sangre las tierras de Castilla.
Y si revisamos Hispania nos encontramos gente parecida ya en la época de las invasiones romanas. Esos traidores que vendieron a Viriato a cambio de prebendas y privilegios, precedieron a los actuales gobernantes que recortan en sanidad y cultura, destruyen empleo y derechos sociales apra satisfacer a los mercados, a la banca, al FMI, a los capitostes de la Comunidad Europea y al espantajo teutón de la Merkel quienes primero aplauden sus traiciones y al cabo de poco días nos dicen que son insuficiente y que hay que asestar más puñaladas traperas al electorado que borregamente depositó sus votos en las urnas creyéndose todas sus mentiras. Pero lo malo de mentir es que acabas por perder credibilidad y ya nadie se cree en esos individuos que han perdido toda nuestra confianza.
Costará mucho recuperar lo perdido si es que lo recuperamos, pero deberíamos aprender la lección. Durante muchos años los chorizos han campado a sus anchas por el cine español y por extensión a todo el país.
Se han subvencionado películas que no se estrenan y que no interesan a nadie por amiguismo, se ha entregado dinero público a vividores que se quedaban con el dinero y pagaban miserias a los trabajadores de nuestra industria, se ha permitido que las multinacionales nos colonialicen y han barrido nuestras películas de nuestras pantallas sin que nadie proteste. Nuestros políticos lo han permitido ignorando sus consecuencias al silenciar nuestro punto de vista de lo que debe ser el cine y lo que debe ser la vida. Nos han amordazado con consumismo vacuo y nadie ha dicho nada hasta ahora cuando ya es tarde para llorar y lamentarnos.
Llevamos décadas observando como las injusticias eran recibidas con aplausos por cómplices y descerebrados a los que ha parecido bien lo que estaba pasando. Como dice un refrán bien castellano: “De esos polvos vienen estos lodos“. Así que aplicarse el cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...