miércoles, 14 de diciembre de 2011

Alberto de Mendoza nos deja a los 88 años

TRABAJÓ EN 150 PELÍCULAS

 

Alberto de Mendoza falleció ayer en un hospital de Madrid, donde estaba ingresado desde hace varios días por una insuficiencia respiratoria. Tenía 88 años y un currículo con más de 150 películas, entre ellas, Tapas, de José Corbacho y Juan Cruz.
Alberto Manuel Rodríguez Gallego González de Mendoza nació en el barrio de Belgrano de Buenos Aires, el 21 de enero de 1923. De padres españoles, quedó huérfano a los cinco años. A esa edad, “lo mandaron a vivir” a Madrid, donde permaneció hasta que otra tragedia lo regresó a la Argentina. “Yo tenía 14 años cuando mi abuela murió por los bombardeos de esa guerra ridícula, la Guerra Civil Española. Fui repatriado a la Argentina y volví en barco“.
Alberto regresó a Río de Plata, Argentina, a bordo del buque Tucumán junto a otros refugiados de guerra. Coincidió con el famoso Carlos Casaravilla, a quien hemos visto en múltiples películas españolas como Cómicos. “Yo lo observaba cómo ensayaba, cómo zapateaba. Y ahí me entró el bichito. Comencé como bailarín y a partir de ahí, mi vida se fue dando arriba de los escenarios“.
Me las rebuscaba como podía. Laburé en un cabaret que se llamaba El Avión, sobre la avenida Paseo Colón. Por un sándwich de mortadela y diez pesos bailaba boogey boogey… Después fui a aprender baile en serio y en 1943 fui comparsa en el Colón. Era apenas un buen partenaire, porque tenía fuerza, así que opté por meterme en el teatro“, recordaba con nostalgia.
De joven era flaco, tenía pelo, era versero como buen hijo de andaluz, conocía la calle. Si vos medís 1,82 y sos flaco, es más fácil ser ganador, aunque son siempre las minas las que eligen. De mí, han abusado muchas mujeres. Me traigo la frase de Gassman, un maestro y amigo: Cuando uno ha llegado a conocer la vida y todo su misterio, viene la muerte. Y tenía razón: cuando llegás a conocer al mujerío y ya no metés la pata, resulta que estás viejo“, declaró años después en una entrevista.
Y mañana serán hombres (1939), de Carlos Borcosque fue su debut en el cine. Volvió a España en 1960, donde tuvo principalmente papeles como galán. De Mendoza fue uno de los primeros argentinos en triunfar en el teatro español cerrado a quien tiene acento diferente al castellano neutro.
Su carrera transcurrió entre Argentina y el país europeo, pero incluyó filmaciones en Italia y Francia en películas de acción, horror y Spaghetti Western.
Actuó junto a Alberto Closas, Olga Zubarry, Delia Garcés, Ernesto Bianco, Carmen Sevilla, Sara Montiel, Jack Palance, Telly Savalas, Irene Papas y Peter Cushing, entre otros.
Entre otros premios, ganó dos veces el Cóndor de Plata al mejor actor, en 1958 y 1982, por sus papeles en las películas El jefe, de Fernando Ayala, y El infierno tan temido, de Raúl de la Torre, respectivamente. La AISGE, en la que era el socio número 136, le otorgó el galardón Actúa por su trayectoria profesional en 2009.
En 2010, durante la ceremonia de los premios Martín Fierro, se le hizo un homenaje y se le otorgó una plaqueta al cumplirse 30 años de la exitosa serie “El Rafa”.
El actor, en esa ocasión, consideró que a su hijo Daniel, quien se suicidó en 1992, le “hubiera gustado mucho” entregarle el reconocimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...