viernes, 29 de julio de 2011

Lope según Pilar Miró

EL PERRO DEL HORTELANO (1996)

Emma Suárez y Carmelo Gómez

La figura de Pilar Miró está siendo muy cuestionada en los últimos años porque no quiso financiar con dinero público los subproductos de cierto cine terrorífico de nefasto recuerdo. Su famosa ley no fue desafortunada por eso sino porque fue contraproducente al apostar por cineastas marginales que en aquellos tiempos, y en los actuales, tenían muy pocas oportunidades de levantar sus carreras. Faltaba equilibrio y sobraba intransigencia.
Pero su famosa ley, por la que es actualmente recordada aunque sea para mal, ha hecho olvidar su auténtica profesión, la de directora de cine con una carrera que no se merece el olvido tan radical que está padeciendo y que como muchos cineastas solventes se están convirtiendo en auténticos desconocidos para las nuevas generaciones.
Lo peor que pasa en la literatura sobre cine es que la mayoría de las personas dedicadas a estos menesteres caen en el mimetismo, como si no confiaran en sus propios criterios, se dedican a repetir como el vacuo eco las sentencias pronunciadas por los gurus iluminados ignorando los intereses ocultos en sus textos.
Emma Suárez
Pilar Miró llegó al cine procediendo de la televisión, su medio habitual, para quien llegó a dirigir obras de teatro televisadas. Su forma de ver el fenómeno cinematográfico está distorsionada por sus orígenes. Sus películas tienen más de televisión que de cine y, en el caso que nos ocupa, nos encontramos más con un ejemplo de teatro filmado que apenas puede destacar con el lenguaje del llamado séptimo arte. Así su lastre teatral perjudica esta adaptación que llega a resultar poco amena y cansina pese a gozar de un excelente texto y de un buen plantel actoral.
Carmelo Gómez, Emma Suárez
El perro del hortelano de Pilar Miró es una obra fría a la que le falta calor, pasión, imaginación (virtud ausente de toda la obra de su directora) pero que resulta correcta, pulcra, cuidada. Su falta de pasión provoca desinterés, pero su pulcritud la libra del infierno del mal cine en el que nunca cayó. Entre el cielo de los genios y el infierno de los bodrieros está el limbo de los discretos que es la mejor definición de este título.
Ya se sabe que el perro del hortelano ni ladra ni deja ladrar. Es una metáfora acaso de cierto cine español que ni hace cine ni deja hacer cine a los demás. La condesa Diana, encarnada por Emma Suárez, representa a esa gente amargada que ni vive ni deja vivir a los demás. La gente que se amarga la vida y se la amarga a los demás. Un personaje que bien merecería una buena película, lo que no es el ejemplo en cuestión. Discreto y mortecino. Por eso su cine despierta poco entusiasmo en la actualidad.


El perro del hortelano
Directora: Pilar Miró Intérpretes: Emma Suárez, Carmelo Gómez, Fernando Conde, Ana Duato, Miguel Rellán, Juan Gea, Maite Blasco, Blanca Portillo, Rafael Alonso Título en VO: El perro del hortelano País: España Año: 1996. Duración: 97 min. Clasificación: Todos los públicos Género: Comedia Color Guión: Pilar Miró, Rafael Pérez Sierra según textos de Félix Lope de Vega. Producción: Enrique Cerezo
Montaje: Pablo G. del Amo
Fotografía: Javier Aguirresarobe
Música: José Nieto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...