miércoles, 15 de junio de 2011

La última superproducción de TVE

LA FORJA DE UN REBELDE (1990)

Arturo Barea

En otros lugares hablamos ya de aquellas series de TVE de gran calidad artística y literaria que en la actualidad están ausentes de nuestras pantallas. Incluso encontrar DVDs de las antiguas series son una tarea titánica porque muchas, la mayoría, están descatalogadas por lo que es muy complicado encontrarlas.
Además, debido al auge del frikkismo en el que se desprecia el cine culto y de calidad en detrimento del bodrio subdesarrollado, que es ensalzado en función de misteriosos intereses y modas absurdas por personas de escasa ambición intelectual.
José Luis López Vázquez
El buen cine parece que no gusta a casi nadie, salvo los francotiradores de turno, y el subproducto goza estatus de cine de culto al que se le dedican toda clase de homenajes y en el caso de que alguien discrepe se le insulta y se le amenaza con total impunidad. La cinefilia también tiene derecho a la indignación, utilizando una palabra que está vigente en la actualidad en que nuestra juventud y nuestras gentes maduras e incluso de la tercera edad se han tenido que lanzar a la calle para rebelarse contra la injusticia, el parasitismo de una clase política carente de vergüenza y de escrúpulos, obsesionada del propio enriquecimiento a costa de hundir en la miseria al resto de la ciudadanía.
No hablo de este tema por capricho ni de forma casual. Da la impresión de que en la actualidad, en estos encendidos momentos históricos estamos reviviendo nuestro pasado, la famosa Memoria Histórica que tanto molesta a los cerebros no-pensantes de las tertulias radiofónicas y televisivas.
En otras épocas imperó la ignominia, si no es que haya dejado de imperar, porque uno tiene la sensación de que ésta es perenne pero que se aparece con otros disfraces tratando de darnos gatos por liebre.
La serie que nos ocupa, La fuerza de un rebelde (1990), basada en el libro del escritor Arturo Barea, es un excelente ejemplo de lo que digo. Políticos encopetados, carentes de escrúpulos, corrupción generalizada como esa oficina de patente intentando sabotear aquellos productos que puedan perjudicarles el negocio y el enriquecimiento personal a costa de hundir a los inventores y en contra de los intereses del pueblo.
Con un presupuesto de 2.300 millones de pesetas fue la producción más costosa hasta el momento en la historia de la televisión en España. Mario Camus es uno de los realizadores más brillantes de nuestro país, aunque nunca le dedican homenajes ni artículos en los blogs cinéfilos. Es la perversión de la crítica cinematográfica española denunciada en el libro Las mentiras del cine español (Royal Books, 1995) de Luis Pérez Bastias. Se escriben grandes alabanzas a unos subproductos impresentables y se silencia el cine de calidad de forma deliberada. Sobretodo en unos años en que la corrupción política ha llevado a millones de ciudadanos a la más dura de las miserias, teniendo que dedicar los medios de comunicación y creación en anestesiar a la ciudadanía fomentando lo mediocre, lo vulgar, lo vacío.

Ya no se ruedan series tan meticulosas como La forja de un rebelde. No hay dinero por una parte, por otra no interesa. Actualmente se llena la parilla con series interminables con tramas gratuitas y absurdas, reiteraciones y vacíos. Sorprende la cuidada documentación, la abundancia de información que nos da series como la presente. La guerra de Marruecos, casi desconocida en nuestras pantallas, el Madrid de principios de siglo, una iglesia que se cree que aún estábamos en la España de Torquemada y vehículo de ideas reaccionarias, obsoletas y antisociales. Un país hundido en la miseria ayer, hoy y mañana si no le ponemos remedio. Un país de gente resignada que en algunas ocasiones se indigna y sale a la calle para defender sus derechos como personas y seres libres.
Mario Camus realiza un trabajo excelente, impecable que merecería mucha mayor atención. Es agradable disfrutar de series como la presente y de otras que he citado en este blog, como Fortunata y Jacinta. Así si da gusto ver cine español.

La forja de un rebelde (1990), 6 capítulos de 90 minutos. TVE. Dirección: Mario Camus.Producción: José Luis Olaizola, Félix Tusell. Música Original: Lluís Llach. Fotografía: Javier Aguirresarobe. Montaje: José María Biurrún, Lourdes Olaizola. Dirección Artística: Rafael Palmero. Decorados: Carlos Dorremochea. Diseño de vestuario: Pepe Rubio. Maquillaje: Gregorio Mendiri, Carlos Paradela. Ayudante de dirección: Luis María Delgado, Arantxa Aguirre. Efectos Especiales: Reyes Abades. Intérpretes: Jorge Juan García Contreras (Arturo Barea, niño), Francisco Javier Morales (Arturo Barea, adolescente), Antonio Valero (Arturo Barea, adulto), Alicia Agut, Iñaki Aierra, Manuel Alexandre, Rafael Alonso, Ángel de Andrés López, Simón Andreu, Ofelia Angélica, Pilar Bardem, María Barranco, Jorge Bosch, Lydia Bosch, Roberto Cairo, Margarita Calahorra, Juan Calot, Eduardo Calvo, José Pedro Carrión, Fernando Chinarro, Ángel de Andrés, José Ángel Egido, Cesáreo Estébanez, Lola Forner, Gabriel Garbisu, Jorge Juan García Contreras, Manoli García Pascual, Alejandra Grepi, Irene Guerrero de Luna, José María Guía, Emilio Gutiérrez Caba, Alicia Hermida, Paco Hernández, Carlos Hipólito, Luis Hostalot, Carlos Iglesias, Chete Lera, José Luis López Vázquez, Cándida Losada, Manuel Millán, Carlos Montalvo, Sara Mora, Josu Ormaetxe, Juan Pons, Magdalena Ritter, Carmen Rossi, Jesús Ruyman, Francisco Sanz, Jorge Sanz, Paula Soldevila, Alfonso Vallejo, Fernando Valverde, Juan Jesús Valverde, Felipe Vélez

2 comentarios:

  1. Muy buenas Salvador,
    Oiga... ¿Cómo demonios se puede hacer uno con el libro de Juan Piquer Simón, el mago de la serie B? No lo encuentro por ningún lado...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. El libro lo lleva Jorge Adsuara de FantCast, cuando lo tenga publicaré la noticia. Está a punto de salir y será presentado en el próximo FantCast.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...