domingo, 15 de mayo de 2011

Hace siete años

RECUERDOS DEL MAESTRO

Narciso Ibáñez Menta y Mauricio Espósito
"La muerte está mintiendo" (1950)

Hace siete años los buenos amantes del cine fantástico perdimos a nuestro maestro y al mejor actor del género en España. Aunque la mayor parte de su carrera tuvo lugar en Argentina, donde es considerado toda una leyenda, en nuestro territorio, siempre tan ingrato, se le ignora. Pero nosotros no olvidamos y recordamos a quien nos inculcó su amor al género con sus series Historias para no dormir y Mañana puede ser verdad. La primera de ellas era un remake de otra serie producida en las televisiones argentinas, Obras maestras del terror, en la que su hijo Chicho ejercía de actor y guionista. Las tareas de dirección corrían siempre en manos del padre, nuestro llorado amigo Narciso Ibáñez Menta.

Con Chicho en las ondas argentinas

Desgraciadamente su producción argentina es ignorada en España porque no conservaron grabaciones de sus obras en videotape, la película electrónica, y de momento han caído en el olvido. Sólo se conserva hasta el momento su película Obras maestras del terror (1960) que el mismo dirigió pese a que está firmada por otro director, Enrique Carreras, por cuestiones sindicales. Una auténtica joya que se puede encontrar en DVD y que recomiendo a todos los cinéfilos de pura cepa.

En los ochenta casi nadie le llamaba en España, trabajaba muy poco, pero Sebastián D'Arbó apareció con su trilogía parapsicológica encomendándole el papel protagonista en Viaje al más allá, El ser y Más allá de la muerte.
El Maestro dio todo un recital en estas tres entregas que permanecerán imborrables en nuestra mente cinéfila.

Sebastián D'Arbó. Narciso Ibáñez Menta y Toni Isbert
"Más allá de la muerte"

Hace siete años que se nos fue nuestro gran amigo que en su infancia fue un actor llamado Narcisín, que actuaba junto a sus padres en los teatros hispanos de Nueva York cuando en el Rialto de Broadway debutó el gran Bela Lugosi con su famoso Drácula. Como le estaba vedada la entrada por su corta edad, un amigo tramoyista le coló entre bambalinas y pudo así disfrutar de la obra encontrándose cara a cara con la gran leyenda del fantástico.
Ese sí que sería un buen título para un documental biográfico, El hombre que vio nacer a Drácula. ¿No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...