jueves, 28 de abril de 2011

Recuerdos de otra España

LA PIEL QUEMADA (1967)

Para mí La piel quemada es una de las mejores películas del cine español de todos los tiempos a pesar de que se hable muy poco de ella. Se habla de la inmigración interior en la España de los sesenta, de las reacciones de los catalanes de la época, que varían en función de su posición social. Los de clase alta entonces franquista y actualmente reciclados en nacionalistas independentistas, que les trataron con desprecio y les humillaron todo lo posible y los de clase modesta que les acogió con los brazos abiertos.
Resulta chocante ver la película en la actualidad porque no ha envejecido en absoluto, los comentarios que se escuchan a lo largo de su proyección son los mismos de la Cataluña (y la España) actual aunque sólo cambian los rostros de los inmigrantes actuales procedentes de Sudamérica, Marruecos o el este de Europa.
La película de Forn, para mí la mejor de su filmografía, tiene un estilo narrativo que nos recuerda la Nouvelle Vague francesa buscando un realismo naturalista y una espontaneidad en la puesta en escena.
Nos reencontramos con rostros ilustres de antaño como Jaume Picas, escritor y actor, autor de obras teatrales y entonces crítico de Fotogramas de esos que no dejaban títere con cabeza. El cantante y presentador Salvador Escamilla, la voz española de Dick Van Dyke en las canciones de Mary Poppins y Chitty Chitty Bang Bang. Silvia Solar, habitual en la época, y como protagonista Antonio Iranzo, un actor de voz profunda que conocía en el rodaje de Los cántabros, enero 1980. Del director Josep María Forn, hombre fundamental en el cine catalán de las décadas posteriores muchas veces en funciones administrativas.
La película muestra dos acciones paralelas. Una es un viaje de unos andaluces de su mísero pueblecito a Lloret de Mar con transbordo en Valencia y Barcelona. Aquellos trenes de la terrible Renfe que parecen sacados de un documental de países tercermundistas.
Otro es el marido de la mujer que viaja con su cuñado y sus hijos pequeños, un albañil que trata de encontrar su lugar en una nueva vida más agradable que la anterior pero también llena de asperezas y sinsabores.
En cierto modo es una nueva despedida de soltero que sale a celebrar con sus compañeros de la obra, lo que causa molestias a ciertos parroquianos no acostumbrados al bullicio andaluz. La película trata asimismo de la tosquedad de su comportamiento, causada por la deficiente educación recibida o mejor dicho por la educación que nunca recibieron. En Cataluña se les llamó "xarnegos" y en Euskadi "coreanos".
Personajes entrañables que buscan salir del agujero, de la miseria que tradicionalmente les asfixiaba y que les obligó a buscar nuevos horizontes en otros lares más productivos.
Aunque el carácter de aquellos españolitos no sea semejante al de la nueva inmigración, más silenciosa, pero que sufre rechazo social que a veces es injustificado. Tal vez las situaciones no sean equiparables pero el tiempo lo dirá.
Una forma de hacer cine valiente que en la actualidad no se rueda. Entonces las películas se producían con capital privado y no con subvenciones públicas que censuran de otro modo al método franquista. Si la censura de entonces era abierta, descarada y pública, la actual es sibilina e hipócrita. Si no eres fiel a sus ideas no te dan dinero y no te dejan trabajar. La forma de control es más oculta pero no menos cruel e injusta.
Por eso en La piel quemada se desprende una ansia de libertad, unas ganas terribles de superar su mísera condición, de superar sus dificultades en la vida y su optimismo que en las pantallas actuales parecen ausentes. Antes había una causa por la que luchar, pero en la actualidad sólo tenemos resignación y tristeza.


Título original: La piel quemada
Dirección: Josep Maria Forn
Guión: Josep Maria Forn
Música: Federico Martínez Tudo
Montaje: Lluís Puigvert
Producción: Josep Maria Forn
Duración: 110 min.
Nacionalidad: España
Año de producción: 1967
Reparto: Antonio Iranzo (José), Ángel Lombarte (Andrés), Marta May (Juana), Carlos Otero (Julio), Silvia Solar (mujer extranjera), Luis Valero (Manolo), Jaume Picas, Salvador Escamilla, Jordi Torras.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...