martes, 8 de febrero de 2011

Recuerdos

POSTERS DE LAS PELICULAS
EN QUE TRABAJÉ

Un placer indescriptible (1993) de Ignasi P. Ferré, con Ferran Rañé, Angels Gonyalons, Matthieu Carrière, Víctor Israel, Laura Mañá y Pep Ferrer.
Otro clásico de la comedia catalana que fue la primera película española distribuida por la Walt Disney, aunque como es sabido barrieron para casa a la hora de exhibirla en los cines. Las multinacionales ya se sabe el concepto que nos tienen.
Se trata de las andanzas de un cleptómano enamorado de su psiquiatra, la estrella Angels Gonyalons, y de los enredos para conseguirla. Ya se sabe que en el amor y en la guerra...
La comedia era muy elegante y atractiva, aunque muchos metros se quedaron en la sala de montaje para que la película tuviera un metraje standard.

Ferran Rañé y Angels Gonyalons

Yo repetí con Ignasi P. Ferré de nuevo, e íbamos a repetir en una nueva película que se preparaba para rodar en Palma de Mallorca, Seductor, pero inesperadamente la ministra de entonces, Carmen Alborch, en un ataque de "genio", se le ocurrió cambiar de repente las leyes de protección al cine español para satisfacer a las grandes productoras y así arruinar a las compañías más modestas.

Más allá de la muerte de Sebastián D'Arbó, su acción debía desarrollarse en Venecia y en sus canales, pero un recorte presupuestario trasladó la acción a la Molina y paisajes nevados. el protagonista previsto era Christopher Lee, pero demasiado caro para la productora que se hizo cargo del proyecto, y fue sustituido por el gran Narciso Ibáñez Menta.
En este rodaje conocí a Ignasi P. Ferré, ayudante de dirección, y a Germán Monzó que hacía de judío. Con Ignasi coincidí en otras películas de las que ya se ha hablado aquí. Con Germán vivimos la alucinante experiencia de El aullido del diablo que sólo se merece el olvido.

Tras la nefasta experiencia antes aludida, me llamó Juan Piquer Simón para trabajar como regidor y atrecista en La grieta (1989), una experiencia muy gratificante y una de las mejores que he tenido a lo largo de mi vida. Cinco meses en los Estudios Verona trabajando codo con codo con Colin Arthur, Basilio Cortijo, Juan Mariné y Francisco Prosper, toda una pleyade de compañeros entrañables.

Rodada en un caluroso mes de agosto en el Teatre Artesá de Gracia, Don Jaume el conquistador (1994) fue una experiencia positiva y maravillosa. Dirigida por el gran Antoni Verdaguer, es una reflexión sobre el teatro contando una acción dentro de otra acción.
Lamentablemente volvió a fallar el distribuidor, Laurens Films en este caso con el agravante de que esta vez no barría para casa sino para afuera. Hollywood debía estar muy contento cuando hay tanta gente velando por sus intereses.

Acosada de SebastiánD'Arbó fue mi primera película barcelonesa, para los Estudios Balcazar con Victoria Vera y Martín Garrido, actor y director que rueda películas en Palma de Mallorca.
Un rodaje inolvidable de los tiempos más gloriosos del cine rodado en la Ciudad Condal al que nuestros políticos han llevado a la quiebra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...