viernes, 28 de enero de 2011

Cine negro español

CARNE DE NEÓN (2010)

Los aficionados al cine negro muchas veces nos encontramos con los desalmados Made in Hollywood cuyas maneras son refinadas y que parecen profesores de urbanidad. Paco Cabezas nos presenta a esa gente como en realidad son. Unos seres algo descebrados, sin alma ni conciencia, preocupados solo de sobrevivir. Una gente a la que podríamos calificar de escoria pero que en realidad son como se les ha hecho.
Al iniciarse la proyección uno siente infinita tristeza cuando comprueba la larga lista de entidades que han tenido que aunar capital y esfuerzos para poner en marcha esta película, buen ejemplo de que en España la industria del cine está más que muerta por una serie de circunstancias de las que hemos hablado de una vez.
Quienes manejan los hilos, las multinacionales, aunque con buenas maneras, son mucho peor que la larga lista de delincuentes que aparecen en Carne de neón, quienes al menos no son hipócritas. Son gente carente de escrúpulos, que tratan de enriquecerse con el comercio de la carne humana, prostituyendo mujeres inmigrantes y pringadas como esa Canija (Macarena Gómez), un personaje entrañable y triste que no tarda en conmovernos.
Mario Casas
Ese cuarteto de paletos metidos a gangsters como Ricky (Mario Casas) y su madre enferma de Alzheimer (Angela Molina), ex prostituta y ex presidiaria, Angelito (Vicente Romero), El Niño (Luciano Cáceres) y La Infanta (Dámaso Conde) quieren abrir un puticlub Hiroshima, un regalo de Ricky a su madre cuando salga de la cárcel, ayudado por un chulillo de poca monta, un matón alelado y una travesti que desea rodar porno.
Un relato poco complaciente de nuestra realidad o parte de ella. Maffias como la de ese "Chino" con acento argentino, policía brutal con hija algo calentorra, personajes parecidos de una pesadilla dantesca a las que Paco Cabeza sabe darles realismo con una realización muy acertado y un ritmo que nunca decrece.
Blanca Suárez
Podríamos definir a Carne de neón como un thriller con mala gente, pero no son mala gente de forma maniquea sino gente que tiene sus contradicciones. Son chorizos de poca monta, más que verdugos son víctimas de la sociedad, o son víctimas y verdugos a la vez, porque es la sociedad quien les ha creado, quien se ha desentendido de ellos y quien les ha dejado en la calle sin ninguna oportunidad de hacer algo mejor en la vida.
Macarena Gómez y Vicente Romero
En algunas partes hablan de Carne de neón como un thriller cómico, aquí discrepo. No veo nada cómico en este relato de seres marginales y desesperados que nunca han tenido una oportunidad de conocer un mundo mejor que el que han padecido y que les ha obligado a endurecerse.
Tiene algún detalle como esa secuencia en que para enseñar a las chicas que desean prostituir, les enseñan una película porno que les da repugnancia y que en realidad es grotesca y ridícula. el chulillo desea convertirse en un maestro en el arte del folleteo pero no en la cama resulta ser más un pringado que un semental imposible.
Los personajes bien definidos tienen contradicciones, ni son buenos ni son malos, o son buenos y son malos al mismo tiempo. Son cómo se les ha hecho, unos deshechos de escasas luces que viven entre mugre de la que no saben salir y que pringan hasta el cuello.
La película es como esos espejos que muestran rostros feos a los que se culpa de lo que se ve sin percatarse de que enseña una imagen la realidad y que los feos son quienes se miran en ellos. Es como yo veo esta película de Paco Cabezas, es fea porque muestra una realidad que es mucho más fea aún. En otras palabras que es una obra sincera.


Título:
Carne de neón
Título original:
Carne de Neón
País:
España, Argentina, Suecia, Francia
Estreno en España:
21/01/2011
Productora:
Morena Films, Jaleo Films, Oberon Cinematográfica, Mandarin Films, Hepp Films, Pensa&Rocca
Director:
Paco Cabezas
Guión:
Paco Cabezas
Reparto:
Mario Casas, Vicente Romero, Macarena Gómez, Blanca Suárez, Ángela Molina, Dámaso Conde, Antonio de la Torre, Luciano Cáceres, Darío Grandinetti
Blanca Suárez

2 comentarios:

  1. Un peliculón de los grandes... Hoy apenas se hace este tipo de cine por aquí... Bueno, es que por aquí no se apuesta por un cine con cojones... Aquí solo sirve el "enchufe" y el "amiguismo", de ahí que de todo lo que se subvenciona en el país apenes llegue nada a las carteleras. Una vergüenza.

    ResponderEliminar
  2. Yo fui a verla sin esperar nada. No sabía quien es Paco Cabezas ni de qué iba, y me gustó mucho.
    Los "enchufes" y el "amiguismo" ¿a quién le vas hablar? Los he sufrido toda mi vida.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...