viernes, 24 de diciembre de 2010

Lucha de gatas

TENSIÓN SEXUAL NO RESUELTA

El principal atractivo de la película de Miguel Ángel Lamata es su desfachatez, creando una comedia alocada con unos personajes que parecen haberse escapado de un psiquiátrico. No es un defecto ni una virtud, sino que es su definición. En las últimas décadas, desde la irrupción de Fernando Colomo y Fernando Trueba, la comedia española se ha europizado. Ya no es aquella esperpéntica galería de paletos y reprimidos sexuales del franquismo, sino unos personajes mucho más modernos y actuales.
Al actual cine español se le acusa de estar obsesionado con el sexo ¿pero eso es un defecto? ¿no forma parte de nuestra identidad nacional? Entonces ¿porque se considera defecto lo que en realidad es identirario? Identitario en el buen sentido no como en nuestros lares en que la identidad nacional se utiliza para una política casposa, esquizofrénica y estúpida.
Toda la trama gira alrededor de una mujer, una escritora de renombre en un país donde nadie lee, que trata de recuperar a su hombre. Las ministras de igualdad se tirarían de los pelos por su discurso de que el hombre se cree propietario de sus parejas olvidando que esa afirmación es recíproca. Aquí a las mujeres se les va las manos cuando no consiguen al hombre que desean.
La pareja gay es asimismo violenta. Los personajes para conseguir sus fines se vuelven desquiciados y locos, carecen de escrúpulos. La escritora llega a seducir a la actual novia de su amor perdido, no repara en nada. sus intrigas llegan a ser retorcidas hasta grados extremos.
Tensión sexual no resulta es un buen ejemplo de comedia urbana actual. Narrada con energía y vigor. Los paletos y reprimidos sexuales son cosa del pasado. Actualmente los personajes hablan del sexo sin reparo ni prejuicios. Son seres desinhibidos, van a lo suyo sin hipocresía. No son patéticos como los desdichados españolitos de antaño sino que tienen inquietud y destreza. Organizan los mayores desaguisados siempre en pos de conseguir la pareja que desean y que temen perder para siempre.
La comedia actual es un escaparate de una España moderna, un país gobernado por políticos capullos y demagogos viscerales, pero con unos ciudadanos que tienen ganas de vivir lo mejor posible. Una España que no desea ser la retaguardia de Europa ni los bufones de Washington.
La comedia tiene ritmo, tiene su gracia. No aburre, no molesta, no causa vergüenza ajena. Su visión resulta agradable y sus personajes caen bien enseguida. A veces parecen esquizofrénicos, desmadrados, disparatados pero nunca estúpidos. Son gente que saben a lo que van, a vivir a cine, pisando a tope el acelerador y a disfrutar el breve espacio de tiempo que tenemos a nuestra disposición.
Es lástima que los prejuicios hacia el cine español, la pésima distribución y el monopolio gringo impida que su carrera comercial no sea óptima ni explote sus recursos con intensidad. Son defectos ajenos a la película pero que desgraciadamente le condiciona. Eso es el drama del cine español y de nuestra cultura en general.

Norma Ruiz

TÍTULO ORIGINAL Tensión sexual no resuelta
AÑO 2010
DURACIÓN 90 min.
PAÍS España
DIRECTOR Miguel Ángel Lamata
GUIÓN Miguel Ángel Lamata, Miguel Ángel Aijón
MÚSICA Roque Baños
FOTOGRAFÍA Teo Delgado
REPARTO Fele Martínez, Norma Ruiz, Adam Jeziersky, Salomé Jiménez, Miguel Ángel Muñoz, Amaia Salamanca, Pilar Rubio, Samuel Miró, Santiago Segura, Joaquín Reyes
PRODUCTORA Amiguetes Entertainment / Bowfinger International Pictures
GÉNERO Comedia | Comedia juvenil

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...