jueves, 4 de noviembre de 2010

¿El primer talkie era español?

CONCHITA PIQUER (1923)



Una cinta encontrada en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos prueba que Concha Piquer protagonizó la primera película sonora en español en 1923, cuatro años antes de que Alan Crosland rodara El cantante de jazz, considerada por los historiadores como la primera obra cinematográfica hablada.

Fragmentos de esta película serán emitidos este jueves en La 2 de Televisión Española dentro del documental Conchita Piquer, dirigido por Jorge M. Reverte y con guión de Agustín Tena, que fue quien localizó y recuperó el filme en Washington a principios de este año. "No sólo es la primera película sonora en español, sino que es cuatro años anterior a la que se considera oficialmente la primera", explica Tena.

Se trata de una cinta de once minutos que Lee DeForest rodó con una adolescente Concha Piquer y que incluye recitados, un cuplé andaluz, una jota aragonesa e incluso un fado luso (Ainda mais), lo que también la convierte, según Tena, en "la primera película sonora en portugués".

En el filme, exhibido en el cine Rivoli de Nueva York en 1923, la artista valenciana acompaña con sus castañuelas los bailes y canciones. Una biografía de la intérprete de Ojos verdes ya mencionaba la existencia de esta película, aunque la databa en 1927, debido a que fue en ese año cuando DeForest viajó a España para intentar vender su sistema de cine sonoro.

Sin embargo, Tena comprobó en la Internet Movie Data Base (IMDB), la mayor y más fiable base de datos cinematográfica en la red, que el copyright de la película aparecía fechado en 1923, y con este dato localizó a un coleccionista estadounidense, ya octogenario, que tuvo en su poder la cinta hasta que la cedió a la Biblioteca del Congreso.

El filme apareció finalmente en este lugar y el Congreso estadounidense donó a la productora del documental Conchita Piquer los derechos mundiales de la cinta, de la que se cederá una copia a la Filmoteca Española.

1 comentario:

  1. La primera sesión comercial muda ya era de una bailarina española llamada Carmencita, no lo llamo película porque era un Nickelodeon de Edison. Luego, en los años previos al Cantor de Jazz se hicieron varios cortos con artistas españoles co ...mo Raquel Meller, Concha Piquer y la familia Cansino, principalmente el padre y la tía de Rita Hayworth. No es que fueran películas españolas, es que contrataban a nuestros artistas porque aún no había figuras norteaméricanas de tanta fama. El cine precisamente creó a sus estrellas, tanto en Broadway como en Hollywood los bailarines y bailarinas eran alumnos de las academias de baile que montaron dos tíos de Rita Cansino, que era una niña y aún tuvo tiempo de triunfar en el cine con ese nombre antes de convertirse en la mítica Rita Hayworth que, por cierto, bailaba lo mismo que Fred Astaire pero con zapatos de tacón de aguja, lo cual no deja de ser una proeza. Eran otros tiempos. Dicen que la Piquer participó en El Cantor de Jazz doblando la canción que interpreta un niño, o sea que el cine maquilló la realidad, que es el gran momento de forma de nuestra escena en aquellos años.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...